Neurometabolic Diseases Lab

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home On the News La ciclofilina D se perfila como nueva diana en adrenoleucodistrofia ligada al X

La ciclofilina D se perfila como nueva diana en adrenoleucodistrofia ligada al X

E-mail Print PDF

From
February 28, 2013 
Javier Granada

Dos trabajos publicados en la revista Brain por un equipo del Idibell, de Barcelona, apuntan a una nueva diana que parece revertir síntomas asociados a la adrenoleucodistrofia ligada al cromosoma X. Derivada del estudio de los fibroblastos, la ciclofilina D parece revertir síntomas ligados a la adrenoleucodistrofia ligada al cromosoma X (X-ALD) (ver el artículo). El equipo de Aurora Pujol ha publicado este mismo lunes un segundo trabajo. En él se describe que el inmunoproteasoma, además de responsable de los procesos inflamatorios, se activa con el estrés oxidativo crónico (ver el artículo).

Aurora Pujol, del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge.

Dos trabajos publicados en Brain por científicos del Grupo de Investigación en Enfermedades Metabólicas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), en Barcelona, han aportado nuevos datos sobre los mecanismos del factor oxidativo como elemento clave en la fisiopatología de la adrenoleucodistrofia ligada al cromosoma X (X-ALD) y sobre posibles tratamientos futuros.

"Estamos desvelando una nueva diana terapéutica para la que ya existen fármacos como la ciclosporina A. Sin embargo, sus efectos secundarios impiden su aplicación directa a los pacientes. Además, es un inmunosupresor y no puede traspasar la barrera hematoencefálica. Nuestros resultados animan a que las farmacéuticas trabajen en esta línea,si tienen moléculas similares en perfil a la ciclosporina A, pero que atraviesen esta barrera",según Aurora Pujol, profesora de investigación Icrea y jefe del citado grupo.

"Estamos desvelando una nueva diana terapéutica para la que ya existen fármacos como la ciclosporina A. Sin embargo, sus efectos secundarios impiden su aplicación directa a los pacientes. Además, es un inmunosupresor y no puede traspasar la barrera hematoencefálica. Nuestros resultados animan a que las farmacéuticas trabajen en esta línea,si tienen moléculas similares en perfil a la ciclosporina A, pero que atraviesen esta barrera",según Aurora Pujol,profesora de investigación Icrea y jefe del citado grupo.

APERTURA DEL PORO

Un análisis de la ciclofilina D mostró una mayor expresión en la médula espinal de los ratones X-ALD al compararlos con los controles. Además, se ha hallado una modificación postraslacional de la ciclofilina D, que se produce por oxidación. En su opinión, esta modificación oxidativa es la que propicia la apertura del poro mitocondrial, con una muerte celular irremisible. Así, se puede detener con antioxidantes tanto esta muertecomoel descenso de los niveles de la proteína.

La apertura del poro se encuentra también en otras enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer, Parkinson o esclerosis lateral amiotrófica. "Cualquier fármaco que bloquee la ciclofilina D y pueda traspasar la barrera hematoencefálica podría seruntratamiento útil para todas ellas". El equipo ha comenzado un ensayo clínico con antioxidantes en 14 pacientes tras probar suresultado en ratones, con buenos resultados en reversión de la degeneración axonal, problemas locomotores ymetabólicos. Si los datos finales son positivos, se impulsará otro multicéntrico con unos 30-40 pacientes.

NORMALIZACIÓN DEL INMUNOPROTEASOMA

El equipo de Aurora Pujol ha publicado este mismo lunes un segundo trabajo, realizado en colaboración con Erwin Knecht, del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia. En él se describe que el inmunoproteasoma, además de responsable de los procesos inflamatorios, se activa con el estrés oxidativo crónico. "En el modelo de ratón X-ALD se ha observado que el inmunoproteasoma se localiza en la mitocondria para intentar eliminar las proteínas oxidadas o malformadas, algo que se describe por primera vez. Y, de nuevo, al tratar con antioxidantes, se normaliza la activación del inmunoproteasoma y su localización, que habitualmente no es en la mitocondria". A su juicio, es probable que "el estrés oxidativo y los fallos en la mitocondria sean un nexo común con otras enfermedades neurodegenerativas", ha reiterado Pujol.

 

Noticia disponible en: pdf button

Last Updated on Tuesday, 30 July 2013 09:04  

View My Stats